vivienda bac de roda-11

Bac de Roda Barcelona

La manzana blanca

Barcelona, 1997. Después de un concurso restringido promovido por la Inmobiliaria Colonial empezamos este proyecto consistente en la construcción de una manzana de 240 viviendas en el Poble Nou.

La vivienda proyectada se basa en el modelo de ordenación de Cerdà, con algunas variaciones. La edificación no es en isla cerrada, y se organiza en cuatro edificios plurifamiliares formando el perímetro de la manzana. En el interior se ubican un grupo de 20 viviendas unifamiliares agrupadas. Este esquema tipológico incide en los postulados del proyecto: la unidad del conjunto como imagen urbana.

Se adapta la ordenación en manzana, rompiendo las esquinas hasta hacerlas desaparecer, aunque se insinúan visualmente desde el exterior por el modo en que terminan las esquinas de cada uno de los cuatro edificios. Cada uno de ellos funciona como una semimanzana.

Al liberar las esquinas se evitan los patios de ventilación interiores. Como resultado, todas las viviendas son pasantes con doble fachada de modo que se producen ventilaciones cruzadas. Se trata de una aportación positiva respecto a la vivienda del Eixample Cerdà ya que se eliminan estancias interiores oscuras y mal iluminadas. Exteriormente, queda garantizada la correspondencia del edificio a la ordenación existente.

La fachada se pliega en ella misma generando una percepción siempre cambiante. Una piel exterior, ondulante y viva. El resultado final es de una gran riqueza de matices y tonalidades como variantes del blanco, y de una escala de grises que se combinan con el juego de sombras. Arquitectura “de papiroflexia”.

En el interior de la manzana se ubican 20 viviendas unifamiliares en dos grupos de 10 viviendas que dan a un pasaje peatonal que cruza la manzana. Estas quedan protegidas por diferentes mecanismos y recursos arquitectónicos para mantener la privacidad.

La inexistencia de una zona verde en el interior de la manzana provoca que la cubierta de las viviendas unifamiliares sea la única visión desde el interior del perímetro. Para mejorar la calidad visual del espacio aparecen cubiertas inclinadas de plancha de zinc, cubiertas planas de grava y los huecos de los patios interiores a modo de recortes. Una marquesina inclinada de hormigón visto remata esta protección visual y posibilita el acceso de luz natural al aparcamiento, generando así un importante ahorro energético.

En la distribución interior de las viviendas se propone una solución basada en la flexibilidad.

La “manzana blanca” se convierte en un edificio icónico, que recoge el testigo de la tradición Cerdà y lo adapta a un nuevo contexto de manera fresca e innovadora.

Seguir leyendo

  • LocalizaciónBarcelona
  • Año1997-2000
  • Superfície40.000 m2
  • PromotorInmobiliaria Colonial
  • ColaboraciónCarles Ferrater
vivienda bac de roda-10
vivienda bac de roda-9
vivienda bac de roda-7
vivienda bac de roda-6
vivienda bac de roda-5
vivienda bac de roda-4
vivienda bac de roda-3
vivienda bac de roda-2
vivienda bac de roda-1